Practical Thoughts Translated

¿Cómo podemos ayudar a los niños de edad escolar a que se desensibilicen respecto a la tartamudez?

¿Cómo podemos ayudar a los niños de edad escolar a que se desensibilicen respecto a la tartamudez?

La desensibilización es uno de los aspectos más importantes de la terapia para los niños en edad escolar. En mi opinión, una clave para el éxito es construir una base sólida antes de comenzar el proceso: asegurarse de que el niño comprenda el mecanismo del habla, cómo usa su mecanismo del habla para hablar, qué hace con este mecanismo del habla durante el habla fluida y tartamudeada, y qué es la tartamudez (en formas apropiadas para la edad, por supuesto). Esta base ayuda a desmitificar el proceso de hablar para que esté listo para embarcarse en el proceso de desensibilización. Esto también ayuda a empoderarlo porque reduce la sensación de estar fuera de control sobre su habla.

Luego, entro en una discusión sobre los aspectos de la desensibilización que no son del habla. Por lo general, comienzo hablando de algo que la gente teme (a menudo, son los insectos; yo solía tener un miedo muy fuerte a las arañas) y hablamos sobre cómo podemos superar un miedo. Los niños a menudo comienzan recomendando estrategias de evitación (matar los insectos, huir de los insectos, etc.), pero rápidamente se dan cuenta de que esto no elimina el miedo, solo la situación. 

Al final, aprenden que la mejor forma de superar un miedo es afrontándolo.

Cuando llevamos eso a la tartamudez, entonces ven que tienen que tartamudear para superar su miedo a la tartamudez. Nos divertimos mucho hablando de lo loco que suena.

Después de eso, podemos comenzar a explorar lo que significa tartamudear, y hago el tartamudeo voluntario. Es una técnica muy poderosa para experimentar el momento de la tartamudez sin el miedo típico y la pérdida de control que acompaña a la verdadera tartamudez.

Comenzamos sintiéndonos cómodos con los pseudotartamudeos en la sala de terapia; nuevamente, se pueden asociar muchos juegos divertidos con esto. Luego, trabajamos para construir una jerarquía de situaciones en las que podamos llevar esta nueva habilidad de tartamudear sin miedo al mundo real.

La clave de la jerarquía es ir paso a paso: asegurándonos de no moverse demasiado rápido porque eso puede dar miedo. Hay un montón de actividades que se pueden hacer con esto. Sin embargo, en última instancia, los niños aprenden que pueden tartamudear en cualquier lugar y en cualquier momento sin miedo. ESA es la clave para la desensibilización.

Hay mucho más que podría decir al respecto, todo se describe en Terapia de Tartamudeo en Edad Escolar: Una guía práctica. También tenemos un folleto de consejos prácticos gratuitos sobre generalización disponible en la sección Recursos Gratuitos en nuestro sitio web.

Escrito por J Scott Yaruss / Traducido por Angélica Bernabé