Practical Thoughts Translated

Cómo ser un terapeuta de tartamudez (Consejo de una persona que tartamudea)

Cómo ser un terapeuta de tartamudez (Consejo de una persona que tartamudea)

Blog escrito por Patrick Campbell, coeditor de Stammering Pride and Prejudice

Cómo ser un terapeuta de tartamudez: algunos pensamientos

La terapia de tartamudeo ha mejorado mi vida. Tengo la suerte de que mi viaje con la tartamudez haya sido bendecido por una serie de excelentes terapeutas que me han guiado a un lugar mejor con mi propia habla. Sin embargo, no todas mis experiencias en terapia de la tartamudez han sido positivas; ¡algunas incluso percibo que han sido dañinas! Quiero compartir algunas reflexiones personales y consejos sobre buenas y malas prácticas de terapia de mis propias experiencias desde el otro lado de la sala de terapia (¡o zoom en estos días!).

Brinde correctos modelos a seguir

Mi memoria de la terapia del habla infantil es irregular en el mejor de los casos, pero lo que sí recuerdo son bastantes conversaciones centradas en personas famosas que tartamudean. Esta conversación bien intencionada solía ser algo como esto: “Las personas que tartamudean pueden tener éxito en la vida y convertirse en celebridades, Patrick. Basta con mirar a Samuel Jackson, Bruce Willis y Mr. Bean". Sin embargo, hay un problema con estos ejemplos: nunca oyes tartamudear a ninguno de ellos. Todos colocan la tartamudez en tiempo pasado en sus propias narrativas; normalmente, como algo que han "superado". El mensaje que esto le envió a mi joven cerebro con estos ejemplos fue que yo también tenía que superar mi tartamudeo para tener éxito.

Los modelos a seguir más útiles para los niños que tartamudean son los adultos que tartamudean de verdad en la vida real, como los comediantes Drew Lynch o Nina G, o el autor David Mitchell. Aquí en el Reino Unido, Action for Stammering Children ha creado un gran repositorio de videos de "Stambassadors", personas que tartamudean en una variedad de trabajos que muestran que puedes ser lo que quieras con tu tartamudez (sin haberlo "superado").

Elija cuidadosamente los modelos a seguir que les da a los niños como terapeutas, ya que pueden transmitir narrativas invisibles sobre la tartamudez.

No seas prescriptivo

La terapia de tartamudez no es única para todos; diferentes cosas funcionan para diferentes personas. Al principio de mi viaje, fui a un curso basado en "respiración costal". Algunas personas que tartamudean encuentran útil la técnica. Yo, sin embargo, no lo hice. Lo encontré cansado y de hecho preferí tartamudear. Sin embargo, el instructor del curso tuvo claro que la respiración costal era la forma de ayudar a la tartamudez. Dijeron que no utilizar la técnica era como "improvisar"; palabras que han permanecido conmigo hasta el día de hoy. El curso también animó a las personas a ponerse de pie y declararse "Un orgulloso  tartamudo en recuperación".

Mi mentalidad de modelo social tiene dificultades en estos días con cualquier técnica que tenga como objetivo mejorar la fluidez, pero algunas personas que tartamudean informan que se benefician de ellas. Puede decidir ofrecerlos como parte de su terapia. Si es así, no lo encuadre de modo que las personas que tartamudean las vean como la "forma correcta" o "correcta" de abordar la tartamudez.

Cada técnica es una entre una variedad de opciones en un campo en el que no existe una forma clara y basada en la mejor evidencia para abordar la tartamudez (Baxter et al., 2016).

Escuchar: dar tiempo y espacio

Una vez fui a una sesión de terapia y la tartamudez estaba lo más lejos posible de mi mente. Había realizado algunos exámenes médicos importantes y sospechaba (incorrectamente, resultó) que los había reprobado. Tenía una sesión de cuarenta minutos reservada; salí dos horas después.

No habíamos hablado mucho sobre mi tartamudez; en cambio, mi terapeuta me había ofrecido apoyo, consuelo y un oído atento en un momento que me provocaba ansiedad. Estoy muy agradecido hasta el día de hoy por esa sesión que me animó y calmó mis nervios.

De vez en cuando, un tartamudo acudirá a la sesión con una mentalidad en la que no será capaz de participar en la terapia y abordar temas de habla, pero eso no significa que la sesión se haya perdido. Aún puede escuchar a la persona que está frente a usted y ayudarla un poco en el viaje de su vida.

Esté preparado para reflexionar y crecer

Mi última terapeuta fue la más experimentada. Probablemente tenía más conocimiento y experiencia acumulada sobre la tartamudez que cualquiera de los anteriores. Unos años después de la terapia, volví al centro para presentar el modelo social y hablar sobre Stammering Pride and Prejudice. Ella estaba entre la audiencia y fue una de las participantes más activas de la sesión. Todavía aprendiendo, todavía reflexionando, todavía creciendo incluso después de todos esos años de experiencia.

Supongo que nunca se sabe todo en terapia: sigue aprendiendo! Compre Stammering Pride and Prejudice :-)

Enlaces:

Embajadores: https://actionforstutteringchildren.org/get-involved/stambassadors/

Baxter S, Johnson M, Blank L, Cantrell A, Brumfitt S, Enderby P, Goyder E. Non-pharmacological treatments for stuttering in children and adults: a systematic review and evaluation of clinical effectiveness, and exploration of barriers to successful outcomes. Health Technol Assess. 2016 Jan;20(2):1-302, v-vi. doi: 10.3310/hta20020. PMID: 26767317; PMCID: PMC4781644.https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26767317/

Traducido por Angélica Bernabé