Practical Thoughts Translated

Microagresiones en la tartamudez: Lo que los terapeutas de habla necesitan saber

Microagresiones en la tartamudez: Lo que los terapeutas de habla necesitan saber

Unos meses atrás, publicamos información en nuestras cuentas de Facebook e Instagram sobre las microagresiones que enfrentan las personas que tartamudean día a día en los entornos comunicativos.  La retroalimentación que recibimos de esas publicaciones ha sido grandiosa y ustedes nos han dicho que este temaprovoca el diálogo y ayuda a cambiar la forma en que los terapeutas se ven como aliados para las personas que tartamudean.

Seguimos recibiendo comentarios y pedidos para compartir información sobre las microagresiones y la tartamudez. Para hacerlo más fácil para nuestros colegas acceder a ello y compartir, estamos combinando información de dos publicaciones (una escrita y otra en video) y haciendo un blog como este, así podrán ayudar a concientizar sobre este tema importante.

¿De qué se trata?

ADVERTENCIA: El concepto de microagresiones y tartamudez puede ser difícil de leer, porque ustedes pueden identificar frases que han realizado a quienes tartamudean.

Sabemos que a través de la investigación que las experiencias vividas de aquellas personas que tartamudean están llenas de este tipo de comentarios realizados por personas con buena intención que intentan ayudar.

Es nuestra intención presentar estas ideas desde la perspectiva de los que tartamudean que pueden experimentar estas acciones y declaraciones de maneras muy diferentes.

Hay muchas maneras en los que los mensajes de ayuda y soporte pueden ser problemáticos para quienes tienen tartamudez. Las categorías de acciones micro-agresivas y las declaraciones pueden incluir:

  1. Hacer cumplidos sobre la fluidez
  2. Dar recomendaciones
  3. Desvalidar la experiencia de la tartamudez

Aquí hay cinco comentarios de micro-agresiones que suelen escuchar las personas que tartamudean.

  • “Sonaste muy bien; ¡casi no tartamudeaste nada!”
  • “Solo toma un respiro y baja la velocidad”
  • “Inténtalo otra vez y utiliza tus estrategias”
  • “No estés nervioso, solo relájate”
  • “A penas puedo notar que tartamudeas. No es gran cosa”

Sin duda, estos comentarios desempoderan y a largo plazo no ayudan a quienes tartamudean. De hecho, como Grossman y O´Malia mencionan, “…los protocolos de terapia que se enfocan en lograr [un cierto grado de] fluidez pueden ser muy perjudiciales a largo plazo, lo que eventualmente conduce a una excesiva lucha para hablar con fluidez y un conjunto de conductas de evitación para eliminar la tartamudez”.

¿Cuál es mi rol?

Aquí es cuando nuestro entendimiento clínico y aceptación viene al rescate. Si verdaderamente creemos que ESTÁ BIEN Tartamudear [y lo HACEMOS], entonces podemos empezar a pensar lo que se siente cuando otras personas te dicen cómo “deberías” hablar (esto es lo que las personas con tartamudez informan). Si damos un paso atrás, y verdaderamente pensamos acerca de lo que les decimos a las personas que tartamudean, creemos que el cambio es posible.

Algunos de nuestros colegas nos han solicitado publicar una lista de lo que podemos decir/hacer en vez de esos tipos de comentarios listados anteriormente. Nos encantaría hacer eso, pero la verdad es que…

¡No podemos librarnos de las microagresiones escribiendo guiones!

Disminuyendo y trabajando para eliminar los prejuicios y los estereotipos acerca de la tartamudez requiere un CAMBIO RADICAL. Este cambio resulta de hacer un cambio en las percepciones y expectativas que tenemos de los que tartamudean. Estas reflexiones son profundas, y son imperativas para cada uno de nosotros; ¡personalmente, profesionalmente y socialmente!

Tu camino hacia adelante dependerá de dónde te encuentras en la comprensión de las experiencias de aquellos que tartamudean. Todos debemos de empezar por donde estamos y desplegar las capas de los prejuicios que estamos reteniendo respecto a la tartamudez, las personas que tartamudean y los terapeutas – prejuicios inherentes que aparecen en nuestra terapia.

¿Qué pueden hacer los aliados?

Aquí hay algunos conceptos que te ayudarán en tu camino de auto-reflexión:

  1. No te presiones en el camino hacia la autoconciencia. No es un camino fácil ni cómodo, pero todos sabemos que las reflexiones y acciones más importantes rara vez son fáciles.
  2. Ser consciente de los mensajes no deseados (tanto internos como externos) sobre la tartamudez. Todos estos mensajes pueden presentar una idea a aquellos que tartamudean de que NO ESTÁ BIEN, ¡y cómo hablan NO ESTÁ BIEN! Y podemos hacer esto sin darnos cuenta. Reflexiona sobre las siguientes preguntas:
¿? ¿Tú dices/piensas qué es “bueno” para la fluidez?
¿? ¿Elogias (o permites que otros elogien) el hecho de “no tartamudear”?
¿? ¿Piensas/ utilizas palabras como “malo” o “peor” para describir la tartamudez de un usuario/estudiante en un día particular?
¿? ¿Tu terapia está PRINCIPALMENTE centrada en estrategias?
¿? ¿Presentas alguna estrategia con la intención de “ayudar a no tartamudear”?
  1. La reflexión profunda de los prejuicios ¡es en donde el cambio ocurre! Debemos retarnos a nosotros mismos y hacernos preguntas más difíciles:
¿? ¿Tienes prejuicios acerca de cómo las personas que tartamudean deberían hablar?
¿? ¿Tengo estereotipos acerca de la tartamudez o acerca de aquellos que tartamudean?
¿? ¿De dónde vienen esos prejuicios?
¿? ¿Qué tan arraigados están en mi sistema de creencias?
¿? ¿Cómo se muestran en mi terapia con personas que tartamudean y sus familias?
  1. Encuentra nuevas perspectivas. Cuando reflexionamos y exponemos en dónde tenemos los prejuicios, podemos llenar los espacios con conceptos generales:

¡!Valora el mensaje por sobre la tartamudez

Asegúrate de que el mensaje (y la meta) de la terapia sea principalmente acerca de una comunicación funcional y menos acerca del habla fluida. Las metas de las terapias que incluyen porcentajes de fluidez en el habla crean una batalla entre la psicología y la neurología que la persona con tartamudez no puede ganar. 

¡! Valora la comunicación por sobre la fluidez

Si la terapia de tartamudez es acerca de comunicación con libertad, entonces puede haber un equilibrio entre reducir la lucha del habla con habla espontánea, lo cual incluye momentos naturales de tartamudez.

¡! Valora la conexión por sobre las diferencias

Con este cambio en nuestro enfoque, podemos prepararnos para eliminar las microagresiones. Nuestras palabras, nuestras acciones y mensajes inherentes pueden empezar a reflejar nuestra comprensión profunda sobre diferencias en la comunicación.

¿En dónde puedo obtener mayor información?

*Un gran artículo de nuestros colegas Dra. Heather Grossman y Mark O´Malia, mantiene la discusión. Verdaderamente, ¡LO DEBEN LEER! En él hablan sobre las microagresiones desde el punto de vista del terapeuta Y de la persona con tartamudez. Lo recomendamos altamente. AQUÍ está el enlace.

Escrito por Nina Reeves / Traducido por Cynthia Dacillo